lunes, 13 de febrero de 2012

Punto y final

Después de varios meses en el abandono, es hora de que Objetivo: Denuncia pase oficialmente a mejor vida.

Gracias a aquellos que alguna vez mostraron interés por una determinada entrada, a los visitantes habituales y a quienes quisieron molestarse en dar un poco de vida a este espacio con sus aportaciones, palabras y difusión.

También he de decir que la red creada paralelamente en Facebook me permitió descubrir el trabajo de muchos y muy buenos fotógrafos y fotoperiodistas. Os tengo fichados, así que la pérdida será mínima.

Este blog permanecerá visible en las profundidades de la Red. Las estadísticas me dicen que casi todos los días llega algún (supongo) despistado hasta aquí. Por eso me voy (me fui, mejor dicho) sin hacer mucho ruido, no soy partidaria del dicho "muerte y destrucción". Los buscadores serán los responsables de que se diluya en el tiempo.

Tampoco daré más uso al correo objetivodenuncia@gmail.com, pero podéis contactarme para cualquier cuestión a través del mío personal: nevilloria@gmail.com. Estoy segura de que nos encontraremos en nuevos proyectos o en cualquier rincón del camino.




El derecho de soñar no figura entre los treinta derechos humanos que las Naciones Unidas proclamaron a fines de 1948. Pero...

Ya sabéis cómo continúa Galeano. ¡Que no decaiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.